Síndrome de Skeeter

El síndrome de Skeeter es una reacción alérgica a las picaduras de mosquitos. Este síndrome se caracteriza por procesos inflamatorios y febriles. La condición se desarrolla debido a los polipéptidos alergénicos presentes en la saliva del mosquito y por lo tanto, no es una condición contagiosa.

Síndrome de Skeeter

El síndrome de Skeeter progresa durante un par de horas. La historia médica detallada del paciente es muy importante en el momento de hacer el diagnóstico.

El IgG y el IgE son los marcadores principales en la alergia a los mosquitos. El diagnóstico se hace sobre la base de un ensayo inmuno-sorbente que mide la IgE y los niveles de IgG frente a los antígenos de la saliva de los mosquitos.

Los síntomas de la reacción alérgica a las picaduras de mosquitos

Si sufres una reacción alérgica a las picaduras de mosquitos, tienes lo que se llama el síndrome de Skeeter. El síndrome de Skeeter es bastante raro y afecta a las personas que tienen un historial médico de reacciones alérgicas.

Síndrome de Skeeter

Los síntomas de una alergia pueden manifestarse inmediatamente o después de un período de tiempo. Los síntomas que se observan en asociación con el síndrome de Skeeter son:

  • Hinchazón alrededor de la picadura y picor.
  • Un bulto rojo que se desarrolla más tarde, si la persona se rasca en el sitio de la mordedura.
  • Después de ello, grandes baches e inflamación que no se limitan sólo a la zona de mordedura.
  • Aparecen contusiones y ampollas.
  • En casos raros se desarrollan anafilaxia y angioedema.
  • Ocasionalmente se desarrolla asma.
  • El rascado excesivo puede conducir a la infección.

Tratamiento para el síndrome de Skeeter

El tratamiento para el síndrome de Skeeter implica la administración de antihistamínicos orales y corticoides. Estos ayudan a aliviar el dolor, ardor y prurito eficazmente. También se deben controlar la formación de ampollas. El tratamiento para los síntomas del asma también se debe administrar en el caso que aparezca. Si aparece anafilaxia, el ingreso hospitalario será necesario.

Es beneficioso tomar clorhidrato de cetirizina todos los días, sobre todo, durante los veranos, ya que ayuda a lidiar con las picaduras de mosquitos y sus reacciones alérgicas.

La aromaterapia ha demostrado ser muy eficaz y una manera natural de tratar con los mosquitos. Los aceites esenciales como lavanda, enebro y citronella son decididamente beneficiosos. Puedes encender una vela aromática o utilizar aceites. Los vapores que emanan serán para mantener a los mosquitos lejos. Además, es posible añadir una gota de aceite de lavanda o enebro en tu su crema hidratante, actúan como un excelente repelente de mosquitos.

La prevención es la mejor opción de gestión. Utiliza repelentes de mosquitos que contengan DEET para protegerte contra las picaduras de mosquitos.

Los niños son más propensos al síndrome de Skeeter, ya que sus niveles de inmunidad son relativamente bajos. Asimismo, sería prudente tener a mano medicamentos antialérgicos cuando estás en una zona habitada por mosquitos.

Siempre debes consultar con tu médico si experimentas síntomas tales como respiración entrecortada, ampollas en la piel, dificultad para respirar o hinchazón en alguna parte de tu cuerpo.