Remedios caseros para las picaduras de insectos

A pesar de nuestros mejores esfuerzos, a todos nos pican los insectos. La buena noticia es que hay algunas maneras rápidas para aliviar el escozor y la mayoría de ellas se pueden encontrar dentro de tu casa. La prevención es importante, es una buena idea asegurarse de que los niños no se van a la cama con comida o dulces, ya que atraen especialmente los insectos. Sin embargo, si al final te muerden o te pican, estos 9 consejos te serán prácticos y te ayudarán a aliviar la comezón.

Remedios caseros para las picaduras de insectos

Piel de plátano. Utiliza una piel de plátano para quitar el aguijón y el picor. Pela el plátano y luego coloca la parte interna de la piel directamente sobre la picadura, después de unos 90 minutos, lava la zona y aplicar desinfectante para las manos para aliviar la comezón.

Hielo. Utiliza una bolsa de hielo sola o en combinación con cualquiera de los métodos enumerados aquí. El frío ayuda a reducir la inflamación de una picadura.

Bicarbonato de sodio. Haz una pasta con bicarbonato de sodio y agua, y luego aplícala a la picadura. Puedes mojar la zona previamente con agua tibia. Nota: no utilices este consejo si la picadura tiene una herida.

Remedios caseros para las picaduras de insectos

Aceites Naturales. Los aceites del árbol de té y lavanda se pueden aplicar sobre la zona con un bastoncillo de algodón. El aceite de lavanda es un aceite con características anti-inflamatorias y aceite de árbol de té natural desinfecta.

Pasta dentífrica. Un poco de pasta de dientes en la picadura te ayudará a quitar el dolor. El flúor actúa como un antihistamínico y ayuda en cuestión de minutos.

Preparado H. Está diseñado para aliviar el dolor y la inflamación.

Enjuague bucal. Remoja un algodón con enjuague bucal y aplícalo sobre la picadura. Utiliza un antiséptico, también ayudará a mantener la picadura desinfectada.

Barro. Haz una pasta de barro y luego aplícala sobre la picadura y déjala secar. Enjuaga el área y la picazón debería desaparecer después.

Aspirina. La aspirina no solo trabaja en los dolores de cabeza, las propiedades anti-inflamatorias trabajarán también en este caso. Machaca una aspirina, haz una pasta y luego aplícala sobre la picadura de un insecto. Cubre la pasta con una venda durante toda la noche y por la mañana ya no te picará.

Estas son algunas soluciones rápidas para aliviar el dolor y el picor que pueden causar las picaduras. ¡Que tengas un buen verano!