Remedios caseros para las picaduras de insectos

A pesar de nuestros mejores esfuerzos, a todos nos pican los insectos. La buena noticia es que hay algunas maneras rápidas para aliviar el escozor y la mayoría de ellas se pueden encontrar dentro de tu casa. La prevención es importante, es una buena idea asegurarse de que los niños no se van a la cama con comida o dulces, ya que atraen especialmente los insectos. Sin embargo, si al final te muerden o te pican, estos 9 consejos te serán prácticos y te ayudarán a aliviar la comezón.

Remedios caseros para las picaduras de insectos

Piel de plátano

Utiliza una piel de plátano para quitar el aguijón y el picor. Pela el plátano y luego coloca la parte interna de la piel directamente sobre la picadura, después de unos 90 minutos, lava la zona y aplicar desinfectante para las manos para aliviar la comezón.

Hielo

Utiliza una bolsa de hielo sola o en combinación con cualquiera de los métodos enumerados aquí. El frío ayuda a reducir la inflamación de una picadura. Nunca apliques un cubito de hielo o una bolsa de hielo directamente sobre la piel, ya que el frío puede provocarte quemaduras. Envuelve el hielo en una bolsa de plástico o en un trapo.

Las compresas frías vienen normalmente con una funda de tela para poderlas aplicar sobre la zona afectada sin peligro de quemar la piel. Si no tuvieras hielo o compresas frías, siempre puedes colocar la zona de la picadura debajo del grifo y mojarla con agua fría. El frío adormece la zona y por ese motivo, calma el picor.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un ingrediente muy utilizado en la cocina, en la limpieza del hogar y también en muchos remedios caseros. Para calmar el picor, haz una pasta con bicarbonato de sodio y agua, y luego aplícala a la picadura. Puedes mojar la zona previamente con agua tibia.

Puedes dejar la pasta durante bastantes horas, además de calmar el picor, la pasta hará que seas consciente de que tienes una picadura que no te debes rascar. Es muy importante no rascarse las picaduras, ya que la piel puede romperse y aumentar así el riesgo de infección.

Para aumentar los resultados puedes combinar este remedio con el hielo o la compresa fría.

Nota: No utilices este consejo si la picadura tiene una herida.

Remedios caseros para las picaduras de insectos

Aceites Naturales

Los aceites del árbol de té y lavanda se pueden aplicar sobre la zona con un bastoncillo de algodón. El aceite de lavanda es un aceite con características anti-inflamatorias y aceite de árbol de té natural desinfecta.

Aceite de lavanda

El aceite de lavanda tiene muchas propiedades conocidas, pero las más destacadas son:

  • Calmantes. Alivia el dolor.
  • Capacidad para tratar trastornos de la piel.
  • Ayuda a repeler los insectos, especialmente los mosquitos y las polillas.

Puedes comprar el aceite esencial de lavanda o fabricarlo tú mismo. Para fabricar tu propio aceite de lavanda necesitarás flores secas de lavanda, aceite de oliva o aceite mineral, un frasco, una muselina y una botella esterilizada. Deberás mezclar las flores y el aceite en un frasco y dejarlas macerar durante unas 3-6 semanas al sol. Después, deberás verter el aceite sobre la muselina y pasarlo a la botella esterilizada y guardar en un lugar oscuro.

Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té se extrae de las hojas y de la corteza del árbol de té. Tiene un olor muy característico. Solo debe utilizarse sobre la piel, nunca ingerido. El aceite de árbol de té tiene muchas propiedades, entre ellas las siguientes:

  • Antisépticas.
  • Cicatrizantes.
  • Antinflamatorias.
  • Antibióticas.
  • Fungicidas.
  • Antivíricas.

Al aceite de árbol de té también se le asocian propiedades repelentes de insectos.

Preparado H

Está diseñado para aliviar el dolor y la inflamación. Éste en especial, está combinado con aloe vera para aumentar las propiedades calmantes.

Pasta dentífrica

Un poco de pasta de dientes en la picadura te ayudará a quitar el dolor. El flúor actúa como un antihistamínico y ayuda en cuestión de minutos.

Enjuague bucal

Remoja un algodón con enjuague bucal y aplícalo sobre la picadura. Utiliza un antiséptico, también ayudará a mantener la picadura desinfectada.

Barro

Haz una pasta de barro y luego aplícala sobre la picadura y déjala secar. Enjuaga el área y la picazón debería desaparecer después.

Aspirina

La aspirina no solo trabaja en los dolores de cabeza, las propiedades anti-inflamatorias trabajarán también en este caso. Machaca una aspirina, haz una pasta y luego aplícala sobre la picadura de un insecto. Cubre la pasta con una venda durante toda la noche y por la mañana ya no te picará.

Estas son algunas soluciones rápidas para aliviar el dolor y el picor que pueden causar las picaduras. ¡Que tengas un buen verano!