¿Por qué me pican los mosquitos?

Cada verano pasa lo mismo. Los mosquitos se escabullen a través de las ventanas y nos devastan los tobillos. Son capaces de encontrar el único punto en tu hombro izquierdo que no ha quedado empapado con una capa de DEET para poderte picar.

¿Por qué me pican los mosquitos?

De mayo a septiembre, muchos de nosotros estamos cubiertos de cicatrices y costras sanguinolentas, con restos de las picaduras de estos odiosos insectos. Y muchos de nosotros también vivimos con otras personas que, a pesar de vivir en la misma casa e incluso de dormir en la misma cama, son aparentemente menos vulnerables a los viciosos depredadores de seis patas. Resulta que, la preferencia de los mosquito no es sólo una curiosidad molesta, sino que también es una preocupación médica. Los mosquitos pueden transmitir desde el paludismo a otras enfermedades a través de sus picaduras. Las personas que reciben picaduras con mucha frecuencia, son más propensas a enfermarse. Debido a esto, los investigadores están trabajando para encontrar los mecanismos en los mosquitos que les hacen elegirte a ti y no a tu compañero.

Los científicos han identificado varias proteínas que se encuentran en las antenas y que se adhieren a los marcadores químicos o sustancias olorosas, emitidas por nuestra piel mosquitos. Estos marcadores son producidos por los procesos naturales de nuestro cuerpo y para los mosquitos son como señales de neón. Las moscas y mosquitos comparten una serie de los mismos genes que determinan la producción de estas proteínas de unión a odorantes, que tienen sitios específicos que se captura o se unen con ciertas sustancias químicas en el aire. Algunos científicos sugieren que ciertas características atraen a los mosquitos, lo que nos lleva a que nos piquen más que a otros. Algunos de los principales candidatos son los que expulsan una cantidad mayor de dióxido de carbono en los marcadores de la respiración, las mujeres embarazas, por la alta temperatura del cuerpo, los que beben alcohol y los odorantes según el tipo de sangre.

¿Por qué me pican los mosquitos?

Los marcadores de tipo de sangre son sustancias químicas emitidas por personas de un tipo específico de sangre, por lo que si alguien con sangre AB emite un marcador, que sería diferente que al que libera una persona con B. Un estudio encontró personas con sangre tipo O sufren más picaduras de mosquitos debido a los marcadores de olor que emiten en comparación con cualquier otro tipo de sangre. Los marcadores de sangre también se deben relacionar con el tipo de piel de la persona, ya que el olor que desprende nuestra sangre lo hacer a través de nuestra piel. La saliva también juega un papel importante.

El embarazo parece ser un gran ganador para la atracción de mosquitos, probablemente debido a que las embarazadas expulsan más cantidad de dióxido de carbono y tienen una temperatura más caliente en el vientre de su contrapartes que no están embarazadas, debido a la temperatura del líquido amniótico.

Beber alcohol también puede hacer que nos piquen más los mosquitos, con sólo una cerveza nuestra temperatura corporal sube. En verano es muy típico tomar copas al aire libre y los mosquitos están al acecho.

Un investigador sugirió que olor no es importante y lo que realmente le importa al mosquito es poder alimentarse tranquilo sin que puedas matarlo. Por ese motivo, a veces nos pican en los dedos de los pies, ya que queda lejos de nuestras manos y ojos. Debido a esto, los mosquitos atacan a los animales "menos defensivos", en lugar de los que se pueden defender mejor y están más alerta.

Los mosquitos encuentran seductor el ácido láctico. Este ácido se produce cuando estás trabajando tus músculos y haciendo ejercicio. Además, al tener que hacer un esfuerzo podrías tener una respiración más pesada y más rápida, otra manera de construir algo de dióxido de carbono a tu alrededor.

Los mosquitos disfrutan de un poco de colesterol en sus comidas. Las personas que metabolizan el colesterol rápidamente y no los que tienen niveles más altos de colesterol en la sangre, pueden atraer a los mosquitos, porque los subproductos de esa metabolización están presentes en la piel.

La acetona y el estradiol se liberan en la respiración y muchos de los compuestos y las bacterias que se encuentran en la piel contribuyen a su atractivo. Los científicos creen que algunas personas pueden desprender olores más fuertes que otras, a pesar de que todo el mundo produce estos compuestos.

Podría ser que las personas que reciben menos picaduras producen sustancias químicas en la piel que los hacen más repelentes y encubren los olores que los mosquitos encuentran atractivos.

Los expertos en enfermedades infecciosas están ansiosos por resolver el rompecabezas preferencia mosquito para poder diseñar repelentes a la medida de las personas vulnerables, para bloquear el olor de un individuo o desarmar a los receptores de olor de un mosquito. Por desgracia, aún no tenemos respuesta.