Picaduras de garrapata en niños

Si tu hijo pasa mucho tiempo al aire libre jugando y le encanta explorar, deberías estar informado de cómo tratar las picaduras de garrapata.

Al aire libre hay montón de plagas. Después de que tu pequeño haya estado fuera (sobre todo si vives en un área boscosa), asegúrate de revisar sus picaduras de insectos, especialmente de las garrapatas. Haz una exploración de su cuerpo, mira con cuidado en el cabello de tu hijo, y comprueba su ropa, ya que es un lugar perfecto para que un polizón de garrapata se cuele en tu casa. Si encuentras algo, sigue estos consejos para el tratamiento de las picaduras de garrapatas y la eliminación de las garrapatas.

Picaduras de garrapata en niños

Tratamiento de las picaduras de garrapatas en los niños

A diferencia de las picaduras de mosquitos en niños, que pican y se van, a la garrapata le gusta permanecer en la escena del crimen escondida en su madriguera en la piel de la cabeza de su víctima. Si encuentras una garrapata en tu hijo, quítale la garrapata con unas pinzas. Agarra la garrapata firmemente por la cabeza o la boca y tira con firmeza y de manera constante hasta que se desprenda completamente. No la sacudas ni la retuerzas con las pinzas mientras la quitas, ya que puedes desprender sólo el cuerpo de la garrapata, dejando la cabeza aún dentro de la piel. Ignora el consejo anticuado de usar vaselina o aceite para tratar de quitar la garrapata. Estos métodos pueden empeorar las cosas haciendo que la garrapata se coloque más profundamente.

Una vez extraída limpia la zona de la mordedura con un algodón empapado en alcohol o una gasa con alcohol. Tira la garrapata en una bolsa y ciérrala completamente. Llama al pediatra para que te de un tratamiento para la picadura de garrapatas. Las garrapatas de venado, son pequeñas, pueden llevar a la enfermedad de Lyme, una enfermedad bacteriana que es perjudicial para la salud infantil. El síntoma revelador de Lyme es una erupción enrojecida que aparece entre los tres y los 30 días después de la picadura de la garrapata de venado. Vigila la zona de la mordedura de la garrapata. Si aparece un sarpullido, lleva a tu hijo al pediatra de inmediato. La enfermedad de Lymese puede tratar fácilmente con antibióticos, pero funcionan mejor cuando se inicia en el primer signo de infección.

Picaduras de garrapata en niños

Prevención de las picaduras de garrapatas en los niños

Viste al niño con camisas de manga larga y pantalones largos antes de dar un paseo por el bosque o por zonas con la hierba alta, donde pueden haber garrapatas.

A las garrapatas les encantan los lugares húmedos (como los montones de hojas) cerca de áreas boscosas o pastizales. Ten un cuidado extra cuando revises a tu hijo en busca de garrapatas si has estado caminando o jugando con tu hijo en el bosque o campos de hierba.

Utiliza un repelente de insectos. Puedes utilizar uno que contenga hasta un 30 por ciento de DEET o un 10 por ciento de Picaridin (pero no lo utilices en niños menores de dos meses). Limita los repelentes a la ropa de tu hijo y a toda la piel expuesta, excepto las manos y la cara. Si no estás seguro de si un repelente de insectos en particular es bueno para tu hijo, pídele a tu médico que te recomiende uno. Esto también mantendrá las picaduras de mosquito y de araña a raya.