Picaduras de tábanos

Saber cómo tratar una picadura de tábano puede reducir severamente el dolor y detener la infección más importante. A diferencia de las picaduras de otros insectos, que pueden necesitar de 2 a 3 días para sanar, la picadura de un tábano puede necesitar mucho más tiempo. En lugar de la perforación de la piel, un tábano en realidad muerde y corta la piel, lamiendo la sangre. Esto puede ser más doloroso que una picaduras de aveja y es más propensa a la infección. Lee más detalladamente sobre la mejor forma de tratar una picadura de tábano.

Picaduras de tábanos

Lo más importante es conocaer los síntomas comunes de una picadura. Los síntomas comunes de una picadura de tábano incluyen una erupción de pápulas ( áreas inflamadas llenas de líquido), mareos, debilidad, dificultad para respirar y protuberancias rojas o de color rosa pálido con comezón alrededor de los ojos y los labios. La picadura en sí muy probablemente picará. Por desgracia, se pueden producir estos síntomas, incluso si sabes cómo tratar una picadura del tábano. El tratamiento correcto, sin embargo, puede prevenir la infección e incluso los síntomas mortales.

Si estás experimentando otros síntomas tales como ampollas, inflamación de los ganglios, extensas sibilancias, fiebre alta, síntomas de gripe o una erupción cutánea grave al cabo de los dos días de haber sido mordido. Puedes tener una reacción alérgica y la necesidad de conseguir ayuda médica inmediatamente. Es mejor prevenir que curar. Si estás leyendo esto ahora y tu herida es cada vez más dolorosa, se ha formando pus, está caliente y roja, puede estar infectada y hay que acudir al médico para prevenir el envenenamiento de la sangre.

Tendrás que limpiar la herida tan pronto como te das cuenta de que te han mordido para prevenir la infección. Puedes hacer esto con jabón regular y agua.

Picaduras de tábanos

Para reducir la inflamación y la picazón la mayoría de la gente recomienda poner crema de hidrocortisona o la crema benadryl en la mordedura. Además, también se recomienda tomar un antihistamínico o un Piriton. Otras personas apuestan por los remedios caseros que incluyen: empapar un trapo de cocina en agua salada hirviendo y después de colocar sobre la picadura durante el mayor tiempo posible, aplicar extracto de jugo de aloe vera, lavar con vinagre para aliviar el dolor y colocar un cubito de hielo o una compresa fría para aliviar la picazón.

Es mejor tapar la herida producida por el tábano después de aplicar el tratamiento hasta que se cure para mantenerla limpia y libre de infecciones.