Picaduras de mosquitos en bebés

Los bebés y los niños pequeños, por desgracia, no son inmunes a las picaduras de insectos. Los mosquitos, moscas, hormigas y otros insectos pueden picar a tu hijo, al igual que te pican a ti.

Picaduras de mosquitos en bebés

Síntomas de picaduras de mosquitos en bebés

La mayoría de las picaduras de mosquitos aparecen como protuberancias rojas y elevadas. Pueden picar o doler un poco. A veces, la picadura del mosquito aparecerá como una ampolla.

¿Hay alguna prueba para las picaduras de insectos en los bebés?

Por lo general, no existen pruebas necesarias. Si has pasado tiempo fuera con el bebé, y éste desarrolla protuberancias rojas y elevadas en diferentes partes de su cuerpo, probablemente habrá sido mordido por un insecto. Otra pista: Si el resto de la familia se rasca las picaduras de mosquitos, puedes estar casi seguro de que las protuberancias rojas en tu bebé son picaduras de mosquitos.

¿Son comunes las picaduras de mosquitos en los bebés?

Eso depende del bebé. Si tu bebé pasa mucho tiempo al aire libre en zonas naturales, es probablemente que sea más propenso a las picaduras, que un niño que pasa la mayor parte de su tiempo en interiores con las ventanas bien cerradas.

Picaduras de mosquitos en bebés

Los mosquitos, las moscas, las hormigas y otros insectos son más activos en un clima cálido, por lo que las picaduras de insectos son más comunes en los meses de verano y en el sur.

Tratamiento de las picaduras de mosquitos en los bebés

En la mayoría de las picaduras de insectos sólo debes tener en cuenta las medidas de comodidad. La aplicación de una compresa fría o hielo envuelto en una toalla para aliviar la comezón.

También puedes usar una crema de hidrocortisona tópica o una pasta compuesta de bicarbonato de sodio y agua.

La aplicación de todo lo mencionado anteriormente haciendo presión directa sobre la picadura puede ayudar a disminuir el picor temporalmente, pero es difícil que un bebé o que un niño pequeño se quede quieto el tiempo suficiente para que le pueda ayudar.

Un antihistamínico oral (Benadryl) puede administrarse para aliviar el picor, el acetaminofeno (Tylenol) o ibuprofeno (Motrin) se pueden utilizar para aliviar las molestias de las picaduras dolorosas. Pregúntale al pediatra para las instrucciones de dosificación basadas ​​en la edad del bebé.

Mira las picaduras para detectar cualquier signo de infección. Si las picaduras son persistentemente rojas más de tres días o si hay una descarga de pus, debrías llevar al bebé a su pediatra para que lo revise. Las infecciones simples pueden tratarse en casa con un ungüento antibiótico.

También ten cuidado con los síntomas de una reacción alérgica. Algunos niños son alérgicos a las picaduras de insectos, por lo que si la hinchazón continúa empeorando, o si el enrojecimiento migra a lo largo del cuerpo, es el momento de visitar al médico. Si tu hijo tiene dificultad para respirar o tragar después de sufrir la picadura de un insecto, llama a urgencias. Podría estar sufriendo una reacción alérgica grave llamada anafilaxis.

¿Qué puedo hacer para evitar que a mi bebé le piquen los mosquitos?

Evita que esté afuera durante la noche, cuando los mosquitos tienden a salir y evita las agua estancadas. Pero no hay forma de evitar las actividades al aire libre por completo. Los niños necesitan pasar tiempo al aire libre. Un repelente de insectos es una buena manera de proteger a los niños. Está bien utilizar un repelente de insectos con DEET en niños mayores de dos meses. Pero restringe su uso a sólo una aplicación por día, no vuelvas a aplicar repelente continuamente durante todo el día. También es una buena idea que laves el repelente de la piel de tu hijo antes de acostarse. Cuanto más corta sea la cantidad de tiempo que tenga el repelente de insectos sobre la piel del niño, mejor será para él.

A continuación te comentamos algunos productos que pueden interesarte para reducir las posibilidades de que los mosquitos piquen a tu hijo.

Pulsera antimosquitos Radarcan

En el siguiente listado puedes ver las características de la pulsera antimosquitos Radarcan:

  • Funciona con pila (incluida).
  • Ofrece protección repelente de 2 metros contra los mosquitos comunes y tigres.
  • El ahuyentador puede extraerse de la pulsera y utilizarse de forma portátil.
  • .
  • No contiene productos químicos, emite ultrasonidos.
  • Apta para bebés, niños y adultos.
  • Duración de la pila hasta 8 meses.
  • Pulsera antimosquitos de silicona.
  • Colores aleatorios.

Pulsera antimosquitos Ruichenxi

En el siguiente listado puedes ver las características de la pulsera antimosquitos Ruichenxi:

  • 20 pulseras antimosquitos de microfibra.
  • Ofrece protección repelente contra los mosquitos e insectos.
  • Vida útil de cada pulsera: 250 horas.
  • No contiene DEET.
  • Principio activo: citronela, limoncillo y geraniol.
  • Uso indicado para bebés, niños y adultos.
  • Pulsera y/o tobillera.
  • 5 colores diferentes: rosa, rojo, amarillo, naranja y azul.

Mosquitera para cochecito Laloona

En el siguiente listado puedes ver las características de la mosquitera para cochecito Laloona:

  • Lavable.
  • Protección eficaz contra los insectos.
  • Adaptable.
  • Fácil montaje.
  • Malla fina y resistente.
  • Apta para cochecitos de bebé, sillas combi (con capazo y capota), sillas de paseo, sillas jogger, minicunas balancín, moisés, cunas, camas infantiles y cunas de viaje de hasta 120x60 cm.

Mosquitera para cunas Euret

En el siguiente listado puedes ver las características de la mosquitera para cunas Euret:

  • 60 x 120 cm y 70 x 140 cm.
  • Proporciona protección contra insectos.
  • Lavable.
  • Color blanco.
  • Hecho de material de 100% poliéster.
  • No contiene productos químicos.

Trampa para mosquitos Biogents Mosquitaire

En el siguiente listado puedes ver las características de la trampa para mosquitos Biogents Mosquitaire:

  • Tecnología patentada de Biogents: Un ventilador integrado crea una corriente de aire ascendente que difunde un olor humano artificial, imitando la cadencia de la respiración humana y el calor que desprendemos. Por otro lado, una corriente de aire descendente absorbe al mosquito llevándolo a una red, donde se deshidrata y muere.
  • El aparato está diseñado para atraer a los mosquitos a la trampa.
  • Bajo consumo: 4 vatios.