Picaduras de mosquito Tigre

La investigación indica que el peligro de una picadura de mosquito tigre es muy bajo. De hecho, los mosquitos regulares suponen un riesgo mayor que los mosquitos tigre. Aunque se sabe que los mosquitos tigre, a veces pueden llevar consigo enfermedades, a menos que estés en un área que haya una epidemia de arbovirus (virus transmitidos por artrópodos) infecciones como la fiebre dengue, el virus del Nilo Occidental o la fiebre amarilla, probablemente tienes muy poco o ningún riesgo de contraer una infección de este tipo. Dicho esto, si comienzas a experimentar síntomas similares a la fiebre, puedes consultar con un médico.

Picaduras de mosquito Tigre

Es muy probable que una picadura de mosquito tigre no te enferme, pero también es probable que experimentes algo de picazón durante unos días después de ser mordido. Este picor es perfectamente normal. Es mejor que evites rascarte, ya que si te rascas, la picadura puede infectarse. Para aliviar la sensación de picor:

  • Utiliza una compresa fría en el área afectada por períodos cortos.
  • Toma un antihistamínico.
  • Aplica una loción anti-picazón.
  • Ponte un poco de pasta de dientes (con mentol) sobre la picadura.

Los mosquitos tigre (Aedes albopictus) tienen cuerpos de rayas blancas y negras y pasan la mayor parte de su tiempo volando cerca del suelo, alrededor de los tobillos, las rodillas y las pantorrillas. A diferencia de los mosquitos normales, los mosquitos tigre raramente pican por la noche. Prefieren picar por el día, especialmente por la mañana temprano y por la tarde. Debido a su ciclo de vida, los mosquitos tigre adultos son más propensos a partir de mayo a octubre.

Picaduras de mosquito Tigre

Si estás en un área con mosquitos tigre, hay algunas cosas que puedes hacer para evitar estos molestos y persistentes insectos:

  • Elimina el agua estancada. El agua puede acumularse en los platos de las plantas, en los neumáticos, los bebederos de los animales, etc. Si tenemos un estanque en casa, es recomendable echarle algún producto al agua para matar a las larvas o comprar unos peces para que se las coman.
  • Utiliza insecticidas. Existen insecticidas para el aire libre que puedes utilizar en tu patio o jardín e insecticidas para el interior de tu hogar.
  • Utiliza repelentes con DEET durante el día. Es una buena opción si pasas tiempo al aire libre. También es recomendable utilizar ropa adecuada que nos cubra el máximo de piel posible. La ropa la podemos tratar con algún tipo de repelente.