Picaduras de araña en niños

Aprende con este artículo a tratar las picaduras de las arañas en los niños. Las arañas pueden dar miedo, pero al igual que las otras picaduras de insectos en los niños, las arañas también pueden picar a tu pequeño. Las mordeduras de araña son muy poco frecuentes y rara vez letales. De hecho, las arañas normalmente sólo muerden si están asustadas. Si tu niño es mordido por una araña, le espera una reacción similar a una picaduras de abeja (como enrojecimiento e hinchazón). Puede que los siguientes consejos para tratar las picaduras de arañas hagan que te sientas mejor.

Picaduras de araña en niños

Tratamiento de las picaduras de araña en los niños

Si a tu hijo le pica una araña debes:

  • Mantener la zona limpia. Lava el área cuidadosamente con agua y jabón veces varias veces al día hasta que la mordida sane.
  • Mantener a raya la infección. Aplica una pomada antibiótica y mantén las manos de tu hijo lo más limpias posible.
  • Calmar el dolor. Si tu hijo se queja de que la picadura duele o parece más inquieto que de costumbre, puedes administrarle una dosis apropiada para su edad de acetaminofén o ibuprofeno.
  • Llamar al médico si tu hijo presenta síntomas de infección (enrojecimiento, hinchazón, pus, una sensación de calor alrededor de la picadura).

La mayoría de las arañas son inofensivas, pero hay dos que son venenosas:

  • La araña reclusa parda (que es pequeña, oval, y tiene una marca en forma de violín sobre su espalda) que libera veneno y puede causar hinchazón, cambios en el color de la piel, y ampollas.
  • La araña viuda negra tiene un cuerpo negro brillante y una forma de reloj de arena de color naranja en su vientre. Los síntomas de una picadura de araña viuda negra incluyen náuseas, vómitos, escalofríos, fiebre y dolores musculares. Si tu hijo tiene alguno de estos síntomas o sabes que ha sido mordido debes ir a urgencias de inmediato.
Picaduras de araña en niños

La prevención de las picaduras de araña en los niños

Las picaduras de araña, al igual que otras picaduras de insectos en los niños, pueden evitarse tomando precauciones adicionales. El niño debe usar zapatos en todo momento cuando esté afuera.

El repelente de insectos evita las picaduras de bichos en la mayoría de los niños. Puedes utilizar uno que contenga hasta un 30 por ciento de DEET o un 10 por ciento de Picaridin (pero no utilizar en niños menores de dos meses). Limita el repelente a la ropa de tu hijo y toda la piel expuesta, excepto las manos y la cara. Si no estás seguro de si un repelente de insectos en particular es bueno para tu hijo, pídele a su médico que te recomiende uno. Esto debe mantener también las picaduras de mosquitos y las mordeduras de garrapatas a raya.