Picaduras de abeja en niños

Para algunos niños, una abeja (o avispa o avispón) es un pinchazo rápido, pero da miedo aunque acabe en un instante, dejando tras de sí nada más que una llaga en la piel. Para los niños que son alérgicos, sin embargo, una picadura de abeja puede ser potencialmente mortal. Te enseñamos cómo tratar una picadura de abeja.

Picaduras de abeja en niños

Las abejas pueden ser tan peligrosas como fascinantes, por lo que es importante para la salud de tus hijos saber cómo tratar una picadura de abeja. Las abejas dejan su aguijón cuando pican. El aguijón es un saco pequeño lleno de veneno. Este veneno está lleno de proteínas que afectan al sistema inmune, causando dolor y la hinchazón. Los niños que son alérgicos al veneno de abeja pueden tener una reacción severa a la picadura, llamada anafilaxia, que puede ser mortal.

Tratamiento de las picaduras de abeja en los niños

¿Cómo tratar una picadura de abeja? Cuando se trata de picaduras de abejas en los niños, debes retirar el aguijón lo antes posible, de modo que el veneno tenga menos tiempo para hacer su trabajo sucio. Verás que sobresale de la piel (a menudo hay un poco de la abeja también). Saca el aguijón con los dedos, o ráspalo con una tarjeta de crédito u otro elemento plano. No importa el método que utilices, sólo sé rápido.

Lava suavemente el área con agua y jabón. Aplica una bolsa de hielo o una toalla fría y húmeda en la picadura de abeja durante unos minutos. Si tu pequeño está herido, una dosis apropiada para su edad de acetaminofén o ibuprofeno debe aliviar el dolor. (Pero ten en mente mantener las normas de seguridad para la medicación de los niños - no des ibuprofeno a un bebé menor de seis meses).

Picaduras de abeja en niños

Si tu hijo tiene picor, pregunta a su médico si puedes darle un antihistamínico de venta sin receta. La loción de calamina o una crema de corticosteroides también se puede utilizar para tratar picaduras de abeja en los niños (alivia el picor). Es especialmente importante para hacer frente a cualquier comezón, por lo que tu hijo que tu hijo no se rasque. Esto podrías ser una invitación para que las bacterias causantes de infección entren a hurtadillas en su piel. Lleva a tu hijo a urgencias lo antes posible si la abeja le pica en el interior de su boca: Las membranas mucosas de la boca pueden hincharse hasta el punto de que sus vías respiratorias se bloqueen.

Cuándo llamar al médico por una picadura de abeja

A diferencia de otras alergias infantiles, puedes que no sepas que tu hijo es alérgico a las abejas hasta después de que le hayan picado. Llama a urgencias de inmediato si presenta cualquiera de los siguientes signos de anafilaxia:

  • Sibilancias o dificultad para respirar.
  • Hinchazón de los labios, lengua, o cara.
  • Urticaria y la piel enrojecida o pálida.
  • Pulso débil o rápido.
  • Mareo o desmayo.
  • Náuseas o vómitos.
  • Pérdida de la conciencia.

Afortunadamente, el tratamiento de la anafilaxia es rápido y sencillo: una inyección de epinefrina alivia sus síntomas casi tan rápido como los trajo la picadura de una abeja.

También debes llevar a tu hijo al pediatra si desarrolla una erupción grande o una gran hinchazón alrededor de la picadura de abeja, o si la hinchazón y el dolor dura más de tres días.

Prevención de las picaduras de abeja en los niños

Mantén al niño alejado de las áreas donde las abejas se puedan reunir, por ejemplo alrededor de la basura, los árboles con un montón de fruta caída por debajo de ellos, o las cacas de perro (las moscas que revolotean alrededor de las heces pueden atraer a las avispas). No le des al niño dulces cuando esté comiendo fuera.

Enseña a tu hijo a no aplastar a las abejas y otros insectos: Algunos pican si se sienten amenazados. Si vas a estar en una zona donde abundan las abejas, viste al niño con mangas largas y pantalones largos, zapatos y sombrero. Si sabes que tu hijo es alérgico a las abejas, mantener un EpiPen (una inyección de epinefrina) a mano en todo momento.