Cómo calmar una picadura de mosquito

Mientras que las picaduras de mosquito pueden ser molestas, ejercer presión sobre la picadura con la uña para calmar el picor no funciona permanentemente. A continuación te mostramos cómo calmar a tu picadura de mosquito.

Cómo calmar una picadura de mosquito

Una buena forma de calmar el picor es aplicar pasta de dientes sobre la picadura y extenderla alrededor de la misma. La cantidad de pasta dental que necesites depende del tamaño de la picadura. Deja que se seque la pasta y no la retires porque sino te volverá picar otra vez.

La pasta de dientes se caerá por sí misma. Si la picadura se ha ido, quita la pasta restante. Ahora ya sabes una buena forma de deshacerse de la picazón fácilmente. Con este remedio casero, también puedes calmar las picaduras de abejas. En el caso de las picaduras de los insectos con aguijón, antes de aplicar cualquier ungüento, es vital que primero saques el aguijón, ya que si no lo haces, la picadura no dejará de doler y además se podrá infectar.

Otra forma de calmar la picazón producida por una picadura es ponerte hielo sobre ella. No debes ponerte el cubito directamente sobre la piel, ya que si lo dejas un rato, podrías quemártela. Es una buena opción poner el hielo en un paño de cocina o en una bolsa de plástico. También puedes ponerte una compresa fría o poner la picadura debajo del grifo y lavarte con agua fría.

El aceite de té verde y el aceite de lavanda también pueden ayudarte a calmar el picor, además estos aceites esenciales son antinflamatorios y pueden protegernos de las infecciones bacterianas.

Cómo calmar una picadura de mosquito

El vinagre de manzana y la miel, tamnbién pueden aliviarnos. La miel además, tiene propiedades antinflamatorias y antibacterianas, es decir, que también puede bajarnos la hinchazón.

Las bolsas de té heladas pueden reducir la hinchazón de las picaduras. Los taninos en el té actúan como astringente y expulsan el exceso de líquido fuera de la mordedura.

El bicarbonato de sodio o de sosa es un remedio casero muy habitual en estos casos, se debe mezclar el bicarbonato con agua para crear una pasta y aplicarla sobre la picadura y dejarla secar. La puedes dejar toda la noche y lavarla por la mañana. Además de aliviar el picor, el bicarbonato de sodio no cura la picadura.

La aromática hoja de la albahaca contiene naturalmente alcanfor y timol, dos compuestos que pueden aliviar la picazón. Son fáciles de aplastar y las puedes aplicar sobre las picaduras o comprar el aceite esencial de albahaca para la piel. Puedes hacer lo mismo con las hojas de menta.

El limón y la lima pueden proporcionarnos un gran alivio. Podemos partir esta fruta por la mitad y ponerla sobre la picadura o lavar la picadura con el zumo de lima o de limón.

El aloe vera también puede aportanos alivio de la picazón. Puedes aplicar el jugo extraído de una hoja de aloe directamente sobre la picada y esperar a que haga efecto.